Crianza

Niños deportistas

Así como nos preocupamos porque nuestro hijo tenga todas las herramientas que necesita para desenvolverse en su deporte (zapatillas, raqueta, palos de golf, etc.), del mismo modo debemos de darle a su cuerpo los nutrientes que necesita para que pueda dar lo mejor de sí no solo en el entrenamiento y en el juego sino además en su día a día, ya que el niño sigue creciendo y aprendiendo cosas nuevas todos los días.

¿CÓMO BUSCAR EL EQUILIBRIO?

Hay que preocuparnos porque que su dieta esté balanceada con todos los nutrientes que necesita y además un plus de calorías para que pueda desenvolverse en la cancha.

Cada niño es diferente, cada uno se prepara distinto, diferente cantidad de horas, de formas de entrenamientos, pesan diferente y miden más o menos comparados con otros niños, sin mencionar que a cada uno le gusta la comida a su manera.

Por lo mismo, cada dieta tiene que ser preparada individualmente, dependiendo de lo que necesita, de lo que le acomode llevar, del tiempo que tenga para comérselo y del desgaste que le represente esa actividad en particular. No es lo mismo entrenar 2 horas de karate a la semana que 3 horas de futbol todos los días. Algunos nutrientes indispensables en esta etapa son: Carbohidratos, proteínas, grasas saludables, vitaminas, minerales, antioxidantes y mucha agua.

Entre los nutrientes más importantes están los carbohidratos que son los que le van a dar energía, proteína que es la se encarga de reponer los músculos y minerales como calcio para los huesos y hierro para trasportar el oxigeno a las células y al cerebro. En realidad todos son importantes, pero con una dieta balanceada se pueden obtener sin ningún problema, pero debemos insistir sobre todo en que se hidrate con agua y que solo tome bebidas rehidratantes si entrena por más de 90 minutos.

¿ES NECESARIO DARLE SUPLEMENTOS?

Si el niño come de todo, variado y en buena cantidad, no, pero si es bastante “especial” con la comida, no toma leche o no come carne o menestras, ni verduras, etc...Ahí si habría que ver que vitaminas o minerales están faltantes para suministrárselos por medio de suplementos dietéticos. Lo ideal es consultar con su pediatra o un nutricionista para que esté al tanto de sus necesidades nutricionales y pueda llevar un seguimiento y un control de crecimiento adecuado