Crianza

Mi hijo come de todo

Estamos acostumbrados (por defecto) a aceptar que los niños son difíciles para comer, en todas las partes del mundo, por varias razones, mucha sensibilidad a los olores y sabores, disgusto por ciertas texturas y colores o simplemente por engreimiento; pero no todos son así, hay niños que comen de todo y si bien es una ventaja maravillosa también debemos de darnos el tiempo en organizarles su dieta para que reciba toda clase de nutrientes en la cantidades adecuadas.
 
Hace poco estuve sentada en un restaurante al lado de un niña de menos 2 años que comía lechuga con la mano y por el otro lado había un niño de 5 ó 6 años que comía aceitunas, salmón, langostinos y champiñones gratinados (mientras le robaba pedazos de carne del plato a su mamá); debo decirles que llamó mucho mi atención ya que no es común que los niños a esa corta edad desarrollen un paladar tan distinguido.
 
Incentívalo a que coma muchas frutas y verduras frescas, sobre todo de estación.
 
Cambia sus porciones de harina por granos integrales, por ejemplo avena entera, arroz integral, quinua, pan integral, galletas integrales (en reemplazo de arroz blanco, pan blanco, etc.).
 
Reemplaza sus bebidas azucaradas por leche descremada o agua.
 
Enfócate en que las proteínas sean magras (bajas en grasa) carne, pollo y pescado, además ten en cuenta que las menestras y la gran variedad de nueces también cuentan como proteína.
 
Disminúyele el consumo de dulces o alimentos procesados con exceso de azúcar, colorantes y saborizantes, de vez en cuando opte por kekes, barritas y galletas saludables (mejor aun si se preparan en casa).
 
Cuídale la ingesta de sodio, sobre todo a esa edad ya que hará que sus riñones trabajan en exceso, ten cuidado con las conservas, las sopas de sobre, quesos amarillos, embutidos, los snacks salados, etc.
 
Anímalo a hacer deporte, a que salga a correr y a disfrutar en vez de estar pegado al televisor o a los video juegos.
 
Sé un buen ejemplo para tus hijos.
 
Si bien las necesidades nutricionales varían de acuerdo a la edad, tamaño y actividad del niño, es importante distribuir bien los alimentos para que pueda, además de mantener un peso adecuado para su edad, sentirse bien y estar súper saludable.