Crianza

Sopas Nutritivas

Ahora que el frio empezó con fuerza, las ensaladas ya no se ven tan provocativas como antes, pero lo bueno es que ahora las sopas toman protagonismo  como una opción verdaderamente saludable y nutritiva.

Las sopas y cremas de verduras son sin duda la mejor elección para el invierno, ya que calientan, sacian y si escoges alimentos nutritivos y haces las combinaciones correctas, son una opción muy saludable no solo para los niños sino además para toda la familia. Si lo analizas desde un punto de vista nutricional, en las sopas y cremas pueden colocar casi todas las verduras que hay (lo que no los chicos no comerían en una ensalada) logrando así una cantidad interesante de nutrientes y antioxidantes con el propósito de reforzarles el sistema inmunológico y ayudarlos a prevenir los temibles resfríos típicos de la época.

Las verduras son los alimentos con menos contenido de calorías pero con mayor cantidad de fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes. Además en una típica sopa o crema uno le agrega más agua, diluyendo aun  más las calorías, lo que resulta en un plato nutritivo pero bajo en calorías. Por esto no lo recomendaría como única opción de plato, y si además el niño es inapetente o está bajo de peso. En este caso, la sopa pasaría a un segundo plano después del plato fuerte o principal a menos que se le prepare algo súper concentrado de verduras, cereales y tubérculos tipo puré con hígado de pollo (todo licuado) y en poca cantidad, para que no llene solo con la sopa.

Puntos a favor de la sopa:

  • Es más nutritiva que las verduras cocidas solas ya que en el agua donde se cocinaron se quedan concentradas gran parte de las vitaminas.
  • Es caliente, la comida caliente sacia más que la fría.
  • Se pueden preparar miles de cremas diferentes, ya sea de una sola verdura o de verduras combinadas, jamás te aburres de lo mismo.
  • Se les puede mejorar aun mas su valor nutricional introduciéndoles alimentos igualmente saludables como menestras, semillas o granos integrales.
  • Son facilísimas de hacer, simplemente picas las verduras y las dejas sancochando, una vez que estén suaves, las licuas y listo.

Hay cremas de verduras muy saludables, pero otras no tanto, por ejemplo las que tienen crema de leche, pedazos de tocino, mucha sal o pedazos de pan frito son las que debes de evitar, sobre todo si tu intención es que tus hijos coman mas verduras.

Para prescindir de todos estos alimentos, lo ideal es prepararla en casa (ya que las de lata están repletas de sodio y grasa), y si deseas agregarle algo más, pues opta por leche, huevo, queso, pollo o menestras, la clave es escoger los alimentos más saludables para el beneficio de toda tu familia.