Crianza

Ideas de desayunos saludables

Los niños que omiten el desayuno ponen en marcha una serie de mecanismos en el organismo que alteran o condicionan la conducta e influyen negativamente en el rendimiento físico e intelectual.

Sabiendo que el desayuno es la comida más importante del día, este debe de suponer entre el 20-25% de las calorías totales. Para que sea un desayuno equilibrado y saludable debe de contener todos los grupos de alimentos como cereales (pan, avena, quinua, trigo), lácteos y/o proteínas (queso, leche, yogurt, huevo, jamón), frutas (jugos, enteras) y grasa saludable (aceitunas, palta, semillas de ajonjolí).
Si un día no comieron un grupo de alimentos, no pasa nada. La clave es que la variedad esté bien distribuida durante toda la semana y así el niño pueda recibir todo tipo de nutrientes.

Ideas deliciosas para el desayuno

  • Batido de plátano con leche y tostada integral con queso fresco y aceitunas
  • Jugo de frutas mixto con un plato de avena con leche, trozos de manzana y canela
  • Jugo de naranja con saltadito de queso fresco y choclo un pedazo de keke de plátano
  • Leche, panqueques con miel de abejas y fresas con rodajas de plátano picadas
  • Yogurt para beber con tostadas integrales y cremita de palta
  • Jugo de frutas con sándwich untado de queso crema, laminas de palta, pizca de miel de chancaca y semillas de ajonjolí
  • Jugo  mixto con blindado (sándwich en pan integral de jamón de pavo y queso a la waflera) y una mandarina
  • Jugo de granadilla con parfait de frutas con yogurt y mermelada (en una copa poner en capas yogurt, frutas como fresas, moras o frambuesas, mermelada y hojuelas de maíz)
  • Jugo de frutas, galletas con mantequilla de maní y uvas
  • Leche con cocoa, huevos revueltos con trozos jamón y una fruta
  • Batido de lúcuma con leche o la fruta de estación y galletas de avena con nueces

Hoy en día la cantidad de recetas, ideas y formas de presentación que encontramos en libros o en internet superan nuestra propia imaginación. Anímate a probar alimentos nuevos y presentarlos en formas divertidas, a tu hijo le encantará y quedarás feliz de verlo comer alimentos nutritivos.