Crianza

ALIMENTOS QUE AYUDEN A MI HIJOS A CRECER

La altura está determinada por la genética, pero con una correcta alimentación podemos  alcanzar el crecimiento adecuado para cada niño. El cuerpo pasa por continuos cambios (más intensos en la infancia y la adolescencia), por lo que es nuestro deber darle a nuestro hijo los nutrientes que necesita para ayudar a su organismo a reparar y crear tejidos nuevos y a fortalecer sus huesos con el fin de alcanzar su altura programada.

La clave del crecimiento está en los musculos y en los huesos, es por eso que una dieta alta el calcio, fósforo, magnesio, proteína y carbohidratos no pueden faltar.

LO QUE NO DEBE DE FALTAR

NUTRIENTE

ALIMENTOS

COMO ME AYUDA

Proteínas

Carnes de todo tipo, pescados, mariscos, lácteos (leche, queso, yogurt) huevos, la combinación de menestras con cereales, oleaginosas (maní, pecanas, nueces, etc).

La principal función de la proteína es ayudar a forma tejido, además como está formada de aminoácidos, estos se encargan de estimular a la hormona de crecimiento, sobre todo en los más pequeños.

Carbohidratos

Cereales integrales (trigo, avena, arroz, maíz) menestras, tubérculos (papa, camote, yuca) frutas y verduras.

Proporcionan energía al cuerpo y evitan que las proteínas se usen con ese fin; lo ideal es escoger alimentos integrales y evitar los azúcares y las golosinas en exceso.

Grasas

Aceites vegetales (oliva, girasol, sacha inchi) semillas (linaza, chia, ajonjoli), nueces, palta, pescados, etc.

Como la grasa protege a los órganos y la insaturada con omega 3 protege al cerebro y a las células, es de vital importancia su consumo responsable.

Agua

Agua, frutas y verduras (en diferentes preparaciones) sopas, jugos, yogurt bebible, etc.

El agua es indispensable además es de vital importancia para los músculos y la sangre.

Vitaminas

Vitaminas A, B, C, D, E.

Todas cumplen funciones específicas en el organismo las cuales son responsables del correcto crecimiento.  A más naturales, mayor será la cantidad de nutrientes que contiene.

Minerales

Calcio, fosforo, hierro.

Imprescindibles para el fortalecimiento de los huesos; en general para el desarrollo óptimo del cuerpo.

 

Si bien debemos de preocuparnos por qué nuestros hijos se ajusten a las tablas de salud (brindadas por nuestro pediatra), debemos de tener en cuenta la altura de nuestros familiares. Enfocarnos más en su desarrollo completo, su energía, sus ánimos, su felicidad y jamás hacerlo sentirlo mal o menos por algo que ni él ni nosotras podemos controlar.