Crianza

Ser hijo único: ¿Ventaja o desventaja?

Papá y mamá trabajan, la educación es más cara, el tiempo parece que avanzara más rápido que antes, las mujeres tienen más responsabilidades fuera de casa y tienen hijos a mayor edad; así mismo, la energía, paciencia y tolerancia hacia los niños es menor, es por estas razones que hoy en día vemos más familias con un solo hijo.

A partir de ver que existen más hijos únicos, muchos de los mitos del pasado han empezado a caer. Años atrás se pensaba que ser hijo único era algo negativo y se podrían escuchar comentarios como: “Pobrecito, está solito”, “Seguro es así de engreído porque es hijo único”, “No sabe compartir porque es hijo único”. En cambio hoy en día se conoce que el ser hijo único no tiene nada de malo y depende de los padres que el menor la pase bien solo, disfrute el resto de la vida, que no sea engreído y que sepa compartir.

Para estos los padres tienen que ser capaces de:

  • Poner límites con amor y no darle todo lo que quieran.
  • Llamar la atención cuando sea necesario.
  • Permitirles que tomen decisiones solos.
  • Usen su propio criterio para solucionar los problemas que van teniendo.
  • Darles premios que realmente se merezcan
  • Hacer que cumplan las normas de convivencia
  • Evitar alabarles en todo momento o por cualquier cosa y sobreprotegerlos
  • No sobre exigirles
  • No criticar o burlarse de ellos cuando se equivocan
  • Crear actividades recreativas con otros niños
  • Hacer juegos en grupo

Por más que existan comentarios de los hijos únicos, el comportamiento, la personalidad, su forma de relacionarse con los adultos y la manera como abordan a los demás niños. Lo cierto es que si los hijos únicos son criados con límites y normas se pueden desenvolver socialmente de la mejor manera y son personas con éxito asegurado, sin necesidad de ser egoístas o pasarla mal en la vida.