Crianza

Se pone una cosa de cada color…

¿Te suena familiar esta situación? Es de esperar que a la mayoría de padres que lean esto se encuentren en situaciones así todos los días y que les surja la pregunta: ¿Lo dejo que salga así o lo obligo a ponerse lo que yo digo?

Cuando los niños empiezan a crecer y desarrollarse quieren en todo momento tomar decisiones por sí solos y elegir las cosas como a ellos les parezca; esta es una forma de aprender a desarrollarse como seres humanos auténticos y madurar emocionalmente; pero sigue siendo importante que tomen en cuenta lo que tú les dices pero no hagan todo lo que tú les pides, es santo que ellos también tengan sus propios gustos e intereses.

Entonces, ¿Cuál es la función de los papas?... el brindar límites seguros y organizar la vida de los menores, si bien tienen la libertad de elegir determinadas cosas, hay otras que no son negociables, (por ejemplo, el bañarse todos los días no es negociable pero si se puede negociar el horario de entrar a la ducha). Así mismo, el niño va a aprender de tu propia imagen, si tú le pides una cosa y haces lo contrario, ten por seguro que no va hacer lo que tú le estas pidiendo sino lo contrario. Los niños son los espejos de los padres.

Sea cual sean las diferencias que tengas con tu menor hijo, ten en cuenta la opinión que tiene él sobre ese tema y en vez de imponerle lo que tú quieras, entrégale muchas opciones. Por ejemplo, en vez de solo decirle ponte este conjunto de ropa o estos zapatos, lo ideal es que les de tres conjuntos de ropa y decirle, de estas opciones vas a elegir tú la que más te gusta.

Soledad Misa