Crianza

¿Qué pasa si mi hijo se muerde las uñas?

Cuando los niños van creciendo, nos damos cuenta que empiezan a adquirir sus propios hábitos, muchos de ellos se chupan el dedo gordo, otros se agarran la oreja cuando duermen, se presionan la nariz como jugando, se rascan los brazos y también están los que se muerden las uñas. Todos estos hábitos son conductas que los niños a medida que son más grandes puede que las vayan repitiendo más veces.

Antes de explicar las maneras para prevenir que tu hijo se muerda las uñas y las consecuencias que esta conducta trae, es importante saber ¿Por qué empiezan las personas comerse las uñas?, empiezan en respuesta a la necesidad de satisfacer un placer inmediato mediante la boca, por lo general es un rasgo de una persona ansiosa, que libera esta ansiedad mediante las manos; la persona siente placer inmediato, convirtiéndose en una conducta muy complicada de eliminar.

El comerse las uñas parece un hábito común porque muchos niños lo tienen, pero a veces por desinformación no lo corregimos como debe e ignoramos los problemas que traen, algunos de estos son:

Al tener esta nueva información y conocer que es una problemática y en la mayoría de los casos viene desde la niñez, los padres pueden hacer cosas como: ponerle curitas chiquitas para arriba de las uñas con esparadrapo, colocarle los esmaltes con mal sabor o colocarles algún tipo de esmalte claro para que recubra la uña y lo más importante y efectivo es el llevarlos a un terapeuta de niños que se encargue de la parte emocional.

  • El ser vulnerables.- Las manos del menor demuestra que están nerviosos.
  • El sentirse observados.- Piensan que las personas se dan cuenta de lo que hacen y se esconden para morderse las uñas
  • Autoestima.- Se siente mal consigo mismo pensando que son menos valorados por no poder dejar de comerse las uñas y esconder las manos porque el resto las considera feas.
  • Peleas con padres.- Mientras más los padres le dicen que lo dejen de hacer, los niños más se quejan y le dicen que no se metan; ocasionando discusiones entre ellos.
  • El estético.- Las uñas mordidas, pellejos rojos y dedos deformados no son lindos a la vista.
  • Heridas y dolor.- Al morderse las uñas y excederse, se hacen heridas e infecciones en el dedo.
  • Lombrices y parásitos.- Las manos tienen gérmenes y suciedad, esto va a la boca y pueden depositar huevitos de las lombrices en el estómago.
  • Apendicitis.- Algunas personas aseguran que el apéndice se inflama porque un cuerpo extraño ingresa al cuerpo y se aloja ahí, muchas veces han visto que hay uñas.