Crianza

Mi hijo no me hace caso

Hola María, Gracias por escribirnos y la preocupación que demuestras en la crianza de tu hijo. A los tres años los niños intentan explorar el mundo a la manera que ellos quieren y buscan hacer las cosas a su manera, y lógicamente su manera a veces no es la correcta. Es por esto que tienes que tener mucha paciencia y repetirle las cosas cuantas veces creas necesario para que él entienda. Eso implica mucho trabajo diario y constancia en todo lo que quieras que entienda. La clave está en que por cansancio no te gane.
Tu hijo insistirá muchísimas veces para lograr todo lo que quiera pero tú eres el adulto responsable de fijar límites; por eso tienes que mostrarle que la que tiene la última palabra eres tú.
Por otro lado, no es que sus disculpas no sean honestas… tu pequeñín sí lo siente, solo que le gana el deseo de seguir explorando y desarrollar su independencia en la toma de decisiones.
Gracias por preocupación y dedicación. Mucha paciencia para ti y acuérdate que poner límites es una señal de amor muy grande.