Crianza

Mi niño llegó a casa diciendo lisuras

TRANQUILA, los niños a esta edad están desarrollando el lenguaje y todo aquello que escuchan u observan lo repiten e imitan. ¿Por qué? Es de esta forma que buscan que el adulto les refuerce lo aprendido.

En caso tu hijo este teniendo estas conductas, lo más importante es que tú y los adultos que lo rodean, no le den importancia a lo que está diciendo en el primer momento y lo tomen como una palabra más que está insertando a su vocabulario. Si este tipo de palabras se repite con frecuencia, entonces es momento de poner límites.  ¿De qué manera lo hago? Primero debes explicarle que esa palabra no se puede decir porque no tiene un significado positivo ni adecuado para su edad. Cuando se demuestra un control sobre él, será consciente que no puede volver a decirlo y que por tanto esa ya no es una buena forma para llamar la atención.

 

Por otro lado, es de suma importancia poder enseñar con el ejemplo acorde a lo que le estamos exigiendo. Son los padres los que ejercen la función reguladora sobre los niños y ellos los responsables de controlarse al momento de hablar para que los menores, no lo escuchen y repitan. Los hijos son el espejo de sus padres, no puedes exigirle que cumpla con algo si ve que tú no lo haces.

 

Como padres hay que investigar de dónde proviene este aprendizaje y hacerse las siguientes preguntas

¿Le estoy brindando a mi hijo la atención que realmente necesita?

¿Mi estilo de crianza está siendo demasiado autoritario?

¿Dentro de la casa existe algún problema?

¿Realmente estoy escuchando a mi hijo?

 

Al responder estas preguntas podrás obtener mejor información y conocer si es que hay algún otro motivo externo que desencadene que tu hijo este diciendo “palabrotas”.