Crianza

Reusamos, Recreamos, Reciclamos, Jugamos y Ayudamos

Caminamos por muchos lugares y vemos que en el tacho azul va el papel, en el tacho verde van los desperdicios de comida, en el tacho amarillo va el plástico y en el tacho rojo el metal o las pilas con un cartel que dice: Ayudemos al medio ambiente y reciclemos juntos.

¿Por qué cada día más nos persiguen los letreros de colores? ¿Por qué las municipalidades te piden que separes la basura? ¿Por qué en las oficinas ahora se usan los papeles por ambos lados? ¿Por qué los correos electrónicos tienen un cartel abajo que dicen que cuides el medio ambiente? ¿Por qué los niños están tan comprometidos con no botar basura?

Y la respuesta no es más que: NECESITAMOS AYUDAR AL PLANETA. Hoy en día se viven muchos cambios climáticos, desastres naturales, enfermedades gracias a la poca conciencia que hemos tenido los seres humanos en los últimos años, como por ejemplo la explotación de los recursos naturales, elaboración de grandes empresas en la selva, destrucción de los pisos naturales por la minería, entre otros ejemplos.

Pero, frente a que este problema, lo ideal es hacernos responsables ayudando en todo lo que podamos para preservar el ambiente. El principal lugar de ayuda es nuestra casa e ir educando a los más chiquitos a que nos ayuden con esto. Si todos nos comprometemos desde lo más simple a lo más complejo en poder ayudar al medio ambiente, estoy segura que nuestro planeta se convertiría en un lugar con más oxígeno, menos enfermedades, más  tranquilidad y menos violencia entre los humanos. Todos lucharíamos por una misma causa.

 

¿Cómo podríamos ayudar al medio ambiente con los más chiquitos?

·         Elegir productos que sean de materiales reciclables, preferentemente de vidrio, cuando vayamos de compra.

·         No usar bolsas en el mercado e ir con un carrito de la feria

·         Poner tachos de colores en la cocina para separar la basura

·         Poner lámparas de bajo consumo de energía

·         Consumir la menor cantidad de agua posible

·         Evitar los aerosoles

·         Juntar los conos del papeles higiénico para hacer títeres o juguetes

·         Hacer porta lápices recortando las botellas de plásticos

·         Mandar a cortar las botellas de vidrio para hacer vasos

·         Usar el papel por ambos lados y mejor aún si empleamos una pizarra.

·         Sembrar plantas y decorar la casa con eso

·         Si tienen un jardín grande podría hacerse un biohuerto natural

·         Las macetas de las plantas pueden ser bidones de agua cortados

·         Los tarros de vidrio de café, azúcar, mantequilla, mermelada, etc se pueden pintar y darle otro uso.

Lo más importante de todo es enseñarle a cada uno de los niños que el planeta Tierra es el único que tenemos para vivir y así como nuestra casa tenemos que cuidarlo, más aún porque no hay otro donde mudarse. Enseñarles que el amor que le das, hay que volcarlos en los humanos, animales, plantas y naturaleza en general. Somos nosotros los responsables del cambio del planeta y que las cosas mejoren.  Por más que pensemos que son insignificantes nuestras acciones, hasta lo más mínimo ayuda.