Crianza

Pobrecitos ellos están aburridos….

El aburrimiento es la madre de la creatividad – Pilar Sordo

 

Cuando tenía aproximadamente 9 años buscaba a mi papápara decirle la gran y común frase: “Papá, estoy aburrida”, automáticamente me respondía: “Si no tienes nada que hacer, salta pero que sea al lado mío para que vea que no te aburras y si no querés saltar vení conmigo que yo siempre te encuentro cosas de la casa que hay por hacer”. Era en ese momento que salía disparada para que no me mandara ninguna tarea del hogar. Prefería irme a mi cuarto y yo misma buscar que hacer.

Hoy en día es increíble ver las agendas de los niños, todos los planes que tienen el fin de semana y el presupuesto económico con el que hay que contar para que ellos estén “felices”. Y los másirónico de todo es que hay investigaciones que aseguran que los niños SE TIENEN que, necesariamente, aburrir para que puedan desarrollarse como seres humanos y nazca una habilidad muy grande llamadacreatividad.

El niño que se aburre es el niño que en un futuro será capaz de crear cosas nuevas, hablar con otras personas, empezar nuevas actividades, romper con los protocolos sociales, levantar la mano sin vergüenza en una clase, ayudar a una persona por interés propio, hacer deportes nuevos, crear programas y juegos para trabajar en equipo, crear sus sorpresas de cumpleaños, etc.

Es importante saber que cuanto más servido le demos las cosas a los niños, más lo anulamos y anularlos significa que no les dejamos hacer nada por si solos y por ende no logran tener su propia independencia, autonomía y desarrollo emocional. Es muy común ver niños inmaduros, adolescentes con adicciones, adultos irresponsables y una sociedad que no puede comprometerse con nada. Esto viene porque las personas desde que son chicas han recibido todo en bandeja y no tienen la capacidad de crear, imaginar, volar y hacer cosas nuevas. Sin olvidarse que, por la inmovilidad en la hoy viven los niños, se desarrollan más problemas mentales, de aislamiento social y físicos.

Señoras y Señores, no olviden que no tienen que angustiarse por tener una agenda súperplanificada para los niños y mucho menos tener miedo a que caigan en algún problema por aburrirse, cuando vean que no tienen nada que hacer son ustedes los responsables de darles tareas dentro y fuera del hogar dependiendo de la edad.