Crianza

Establecer disciplina de estudios en los niños

“No puedo hacer tareas con Micaela”, “no sécómo hacer para que estudie bien”, “¿cómo hago para que Mateo se siente y haga sus tareas?” o “¿cómo hago para hacerle entender que la disciplina es importante?”

Para poder establecer cualquier cosa en tus niños es importantísimo poner los límites o normasque mejor te parezca, para esto tienes que saber que es responsabilidad exclusivamente tuyael educar de manera eficaz, sabiendo de este modo eres tú el/la responsable en las pautas, rutina y responsabilidades de cada unode ellos en casa y centro educativo, para así, llegar al objetivo final que es cumplir lo que le estás pidiendo que hagan y que ellos mismos vayan desarrollando conciencia de esto. Es muy común hoy en día ver que los padres de familia únicamente comunican las normas y responsabilidades a sus hijos, pero no persistenen que se cumplan.

El secreto para inculcar disciplina en los niños es hacerlo de manera coherente y firme. Cuando necesitamos decir a nuestros hijos que deben hacer algo y "ahora", debemos tener en cuenta algunas reglas básicas:

  1. Objetividad. Un límite bien especificado con frases cortas y órdenes precisas suele ser claro para un niño y aumentan la relación de complicidad con el niño. "En este momento vas a estudiar”
  2. Opciones. Dar a nuestros hijos una oportunidad limitada para decidir cómo cumplir sus "órdenes", el niño siente una sensación de poder y control, reduciendo las resistencias. "Es la hora de estudiar, elige tú con qué curso empiezas”.
  3. Firmeza. Cuando existe una resistencia a la obediencia, nosotros necesitamos aplicar el límite con firmeza. Los límites más suaves suponen que el niño tiene una opción de obedecer o no.
  4. Acentúa lo positivo. Es mejor decir a un niño lo que debe hacer.
  5. Guarda distancias. Hacer constar la regla de una forma impersonal. "Son las 4, hora de tareas"
  6. Explica el porqué. Cuando un niño entiende el motivo de una regla como una forma de prevenir situaciones peligrosas para sí mismo y para otros, se sentirá más animado a obedecerla. "Si estudias ahora, tienes más tiempo libre después para ver televisión".
  7. Sugiere una alternativa. Siempre que apliques un límite al comportamiento de un niño, intenta indicar una alternativa aceptable. "No puedes no hacer las tareas, pero puedes elegir por cuál empezar”
  8. Firmeza en el cumplimiento. Normas y reglas importantes en la familia deberían ser efectivas día tras día, aunque estés cansado o indispuesto. Si das a tu hijo la oportunidad de dar vueltas a sus reglas, ellos seguramente intentarán resistir. “La hora de hacer las tareas es entre 4pm y 6pm”
  9. Desaprueba la conducta, no al niño. Deja claro a tus hijos que tu desaprobación está relacionada con su comportamiento y no directamente hacia ellos.
  10. Controla las emociones. Los padres tienen que controlar sus emociones antes de castigar y tienen que controlarse antes de reaccionar.