Crianza

Quiero que se duerma temprano…

Pueden ser las 9pm, 10pm, 11pm, 12pm o 1am y Rodrigo sigue despierto. Con papá hacemos todo lo posible para que se duerma temprano, le damos manzanilla, le contamos su historia favorita, contamos ovejitas juntos, le pongo música suave…pero él solo quiere seguir jugando y no quiere dormir antes. Mi esposo y yo a esas horas ya estamos cansados, ya que trabajamos todo el día y algunas veces, terminamos gritándole y él hecho en un mar de lágrimas.

Cuando un niño no duerme a la hora que los padres creen conveniente es porque desde niños no se les ha establecido un horario adecuado para que vayan a la cama, tampoco se han respetado las horas de sueño (aproximadamente 9 a 10 horas), ni se han creados hábitos en él.

Es por esto que se necesita de mucho tiempo, paciencia, fuerza y dedicación para incorporar hábitos de sueño en los niños, hay que entender que ellos van a querer hacer lo que quieran en ese momento, pero el adulto eres tú. Lo primero que podrías hacer es: conversar con tu pareja y personas que vivan en la casa para comunicar que la hora de dormir es las 8pm, por ejemplo, y en segundo lugar, es importante enseñarles cuál es la diferencia entre el día y la noche y explicarles la razones por las que va a ser bueno que él vaya a la cama temprano.

Así mismo, al principio va a ser difícil y tu pequeño va a llorar, se va a parar de la cama, va a gritar y querer salir del cuarto; para esto eres tú quien tiene que estar con él hasta que se quede dormido pero sin salir de la cama, con poco ruido en la casa, la luz apagada o baja, televisor apagado y sin tu celular o computadora contigo. De esta manera se le hará más fácil entender que es una rutina de la casa y no solo para él.

¡No desesperes! Para establecer un hábito tenemos que hacer lo mismo por 21 días.